Eunice Newton Foote, la mujer que descubrió el cambio climático

el

Los descubrimientos, hallazgos y aportaciones hechos por mujeres a lo largo de la historia, no sólo merecen reconocimiento sino una doble admiración, ya que muchos de ellos fueron hechos cuando el género femenino aún no tenía derecho a la educación.

Hoy hablaremos de Eunice Newton Foote, la mujer que hizo las primeras investigaciones para el concepto del efecto invernadero.

Nació un 17 de julio de 1819 en Goshen, Estados Unidos. Sus padres eran ThirzaNewton e Isaac Newton Jr, al parecer su familia tiene un parentesco lejano con el físicoIsaac Newton. Desde ahí se puede explicar su afición y talento para entender la relación de la ciencia con el mundo.

Los primeros estudios de Eunice fueron en el Troy Female Seminary, que más tarde se convertiría en Emma Willard School. También tuvo algunas clases en la facultad de ciencias del Instituto Politécnico Rensselaer, en esos lugares dónde adquirió sus conocimientos básicos sobre química y biología. Sin embargo, todo su ingenio y brillantez se debieron en gran medida al autodidactismo.

A pesar de su perseverancia y talento, Eunice era una de las tantas víctimas de la brecha de género, su acceso al conocimiento estuvo limitado por ser una mujer de bajos recursos. La desigualdad fue el principal motivo, por el cuál además de científica se convertiría en activista.

Su primer paso fue unirse al Comité Editorial para la Convención de Seneca Falls de 1848, esta fue la primera organización para defender los derechos de las Mujeres. Eunice Newton se convirtió en una de las primeras mujeres norteamericanas en publicar estudios sobre ciencia, pero su gran aportación sería el efecto invernadero.

La científica realizó un par de experimentos que demostraban los efectos de los rayos de sol sobre diferentes gases. Eunice no tenía un laboratorio ni los materiales adecuados para sus estudios, todos sus hallazgos fueron hechos a través de instrumentaría casera.

Por ejemplo, para sus estudios sobre el efecto invernadero utilizó: una bomba de aire, cuatro termómetros y dos cilindros de vidrio. De esta manera logró aislar los gases, los expuso a los rayos del sol y posteriormente a la sombra. Gracias a sus observacionespudo concluir que, el exceso de CO₂ en la atmósfera ocasionaba un aumento de temperatura.

Eunice Newton escribió un artículo con su experimento, por desgracia nunca fue reconocido, incluso el estudio se atribuyó a John Tyndall. En 2016 que la científica sería reconocida como pionera en el descubrimiento del efecto invernadero.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s