Marisol Valles: en México no se puede

Ser mujer en México es muy difícil, el cuidado que debemos de tener de todo es realmente sorprendente; la seguridad, la vestimenta, cómo hablamos, qué decimos y dónde lo decimos, es una limitante que poco a poco se está rompiendo, además, si le sumamos alguna profesión “peligrosa” para las mujeres, como ser policía, política o activista, las cosas se transforman en algo más complejo.

Ese fue el caso de Marisol Valles, una criminalista que, a sus 20 años, obtuvo el trabajo que nadie quería; se convirtió en la jefa de la policía en el pequeño pueblo de Praxedis G. Guerrero, en Chihuahua, no muy lejos de Ciudad Juárez. Realmente ella estaba emocionada por los cambios que quería hacer por ellos; crear confianza entre el pueblo y la policía, pero como sabemos estos territorios son dominados por el narcotráfico.

 Ella nunca llegó a imaginar que su esfuerzo le duraría tan solo un par de meses; empezó a recibir llamadas de amenaza de parte de los cárteles, bien dirían los narcos: “plata o plomo”, claramente ella se resistió y al final lo único que provocó fue que pidiera refugio a Estados Unidos, por miedo a que realmente la asesinaran.

La idea de incorporar mujeres, a la policía, fue algo a lo que muy pocas accedieron; tan solo contrató a 13 mujeres policías. Se negaron a portar armas y la joven jefa nunca usó guardaespaldas, a diferencia de muchos otros funcionarios públicos en México, arriesgándose aún más.

Ella sabía que la labor era muy complicada; al meterse en territorio de narcotraficantes no cualquier sale vivo, y más si eres mujer joven, se sabía que el jefe de policía anterior había sido ejecutado, y meses antes habían asesinado a la directora administrativa de la policía.

La última gota que derramó el vaso, y por lo cual Marisol y su familia jamás regresarán, es que en México no le han brindado la ayuda ante su caso. Los Derechos Humanos de Chihuahua intervinieron por ella, sin embargo, el apoyo de parte del Gobierno Federal y Estatal es nulo. Ya van seis años de su refugio en los Estados Unidos, manteniéndose en un perfil muy bajo, por miedo a ser encontrada por los cárteles.

@reinasdelaselva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s