Juana Barraza Samperio, víctima que tuvo víctimas

“Yo odiaba a las señoras, porque mi mamá me maltrataba, me pegaba, siempre me maldecía y me regaló con un señor grande.”

Juana Barraza

Juana Barraza Samperio, famosa en dos etapas de su vida: de joven como luchadora profesional, alias “La Dama del Silencio”, y en su vida adulta como una de las asesinas más famosas y temidas de México: “La Mataviejitas”.

Nacida un 27 de diciembre de 1957, en Pachuca de Soto, Hidalgo, Juana tuvo una infancia bastante difícil, en donde sintió el rechazo de su madre Justa Samperio, quien era prostituta y padecía de alcoholismo. Su madre se separó de su padre cuando ella era una niña, alejándola de sus medio hermanos y de su hermana Ángela.

En una ocasión, Justa dio a su hija a un señor para que abusara de ella, a cambio de obtener unas cervezas gratis. Este hecho marcó para siempre la vida de Juana, pues ha admitido odiar a su madre. Además, el hombre quien abusó de ella durante su adolescencia, la embarazó a sus tiernos 16 años, teniendo a su primer hijo.

Tiempo después, su madre muere a causa de cirrosis. Juana se muda a la Ciudad de México.

A los veintitrés años se casó con Miguel Ángel Barrios García, con quien procreó una hija: Erika Erandi Barrios Barraza; se separó a los veintisiete años. De los treinta a los cuarenta y uno, vivió con Félix Juárez Ramírez, con quien supuestamente tuvo a José Marvin y Emma Ivonne Juárez Barraza. Se separó de él, y de los cuarenta y dos a los cuarenta y ocho años, cuando fue detenida, vivió solamente con sus hijos. El hijo mayor de Juana, José Enrique Lugo Barraza, murió a causa de la agresión de una pandilla que lo asaltó: lo mataron a batazos en plena calle. Tenía veinticuatro años.” – Tomado de “Escrito con Sangre.”

Debido a que Juana es analfabeta, se dedicó al comercio, vendiendo gelatinas, ropa, comida y palomitas, en las peleas de lucha libre. Ahí, un hombre vio potencial en ella (dada su complexión, altura y frialdad), y la invitó a participar en las peleas.

Yo soy ruda de corazón.”

Juana Barraza

Después de un tiempo, dedicando su vida como “La Dama del Silencio”, sufrió una caída que casi la deja paralítica, por lo que abandonó el ring para siempre.

 Posteriormente, tras quedarse sin un ingreso fijo, comenzó a robar a transeúntes, pues se dice que como madre fue muy responsable, y siempre ha visto por sus hijos. Así fue su vida, hasta que –entre 1998 y 2003–, empezó a matar a mujeres de la tercera edad, ganándose su confianza primero, como enfermera, para después golpearlas, apuñalarlas, o asfixiarlas. No se sabe a ciencia cierta qué impulsó a esta señora a convertirse en La Mataviejitas, pero se cree que la falta de recursos económicos y su enojo con el mundo, fueron las causas principales.

En el año 2006 es capturada, gracias a que el inquilino de la última víctima se encontraba en el lugar durante el homicidio. Fue sentenciada a 759 años de prisión, con una multa de $100,453.00 pesos. Además, la declararon culpable de 17 homicidios de mujeres de la tercera edad y de 12 robos calificados. No obstante, se cree que, en realidad, fueron más de 40.

@reinasdelaselva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s