Aún es tiempo de las mariposas

“Si me matan, sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte”, fue la frase que la activista Minerva Maribal respondía a principios de la década de los 60 al régimen del presidente Rafael Leónidas Trujillo; meses más tarde, su cuerpo apareció destrozado en el fondo de un barranco, junto con dos de sus hermanas, Patria y María Teresa, y el conductor del vehículo, Rufino de la Cruz. 

A 58 años de lo sucedido, el crimen aún no se olvida, y como cada 25 de noviembre, la fuerza de las hermanas se hace presente con motivo del Día Internacional para Eliminar la Violencia contra la Mujer, que fue declarado por la ONU en honor a estas mujeres dominicanas.

De acuerdo con la información oficial recopilada por el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG), de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en el año 2017, al menos 2,795 mujeres fueron asesinadas por razones de género, en 23 países de la región. 

Nacidas en una familia acomodada en la provincia dominicana de Salcedo, estas tres guerreras habían mantenido hasta el momento de su muerte, cerca de una década de activismo político, mismo que ha sido considerado, por muchos, uno de los principales factores que llevó al fin el régimen trujillista. 

_98837158_9cb1e232-b6f7-4a15-821f-1da916ee49af

“Las mariposas”, como solían ser conocidas, fueron interceptadas por elementos de la policía secreta en el centro norte de su país, para después ser ahorcadas, apaleadas y finalmente lanzadas dentro de su vehículo al fondo de un precipicio, para tratar de disimular el asesinato. 

Tal fue el impacto de la noticia entre las personas, que la popularidad de las mujeres unido al aumento de los crímenes y las desapariciones de quienes se atrevían a oponerse al régimen de Trujillo, marcaron para siempre la historia dominicana y del mundo entero. 

“Fue tan horroroso el crimen, que la gente empezó a sentirse total y completamente insegura, aún los allegados al régimen; porque secuestrar a tres mujeres, matarlas a palos y tirarlas por un barranco para hacerlo parecer un accidente es horroroso…”, explica De Peña Díaz, directora del Museo Memorial de la Resistencia Dominicana.

Desde 1981 a la fecha, la muerte de estas heroínas se ha convertido en un referente para Latinoamérica, sobre la violencia que día a día viven las mujeres dentro y fuera de sus hogares; según datos oficiales de la ONU, el principal lugar en donde son agredidas las féminas ,de entre 15 y 44 años, es su propia casa.  

mexico-feminicidios-mujeres-violencia

La violencia de género ha llegado a ser calificada incluso de “pandemia”, y las cifras cada vez son más alarmantes. Según datos de la Organización Panamericana de la Salud, entre la cuarta parte y la mitad de las mujeres, han declarado haber sufrido alguna vez violencia por parte de un compañero íntimo.  

En el país caribeño, además de una provincia con su nombre, les han dedicado a las tres hermanas un monumento en una vía céntrica de Santo Domingo y un museo en su honor. Es evidente que aún falta mucho por hacer para poder cambiar los números de las víctimas, pero la lucha de las mariposas continúa, pese a que ya ha pasado más de medio siglo desde su partida.

Trio-hermanas-mirabal-shutterstock

@reinasdelaselva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s