Regina Martínez: morir por el periodismo

El periodismo se ha convertido en un trabajo de alto riesgo, pues es inmensa la lista de periodistas asesinados para evitar que publiquen información que afectaría a gente con poder. Cuando se es mujer y se practica el periodismo el riesgo es doblemente mayor.

Regina Martínez fue asesinada en su propia casa en el año 2012, pues tenía información muy relevante sobre el crimen organizado en México y sus vínculos con los políticos; después de un largo tiempo, el crimen sigue sin castigo, pero su nombre no se olvida. 

Regina trabajaba como corresponsal de Proceso, era incisiva en sus indagaciones y se atrevía a publicar lo que nadie más haría. Era oriunda de Veracruz y ahí comenzó a laborar en un medio local, desde que entró en ese mundo se percató que la mayoría de los periodistas están comprados para favorecer a ciertas figuras.

Era muy perspicaz y le apasionaban temas realmente difíciles de tratar: violencia, derechos humanos, corrupción y abusos de poder. Durante su época más activa, Veracruz se volvió el estado más peligroso para ejercer el periodismo, puesto que se dieron muchos asesinatos a periodistas y varias organizaciones criminales se apoderaron del territorio. 

Bajo ese contexto, sus artículos se volvieron portavoz de quejas contra el gobierno, por permitir que los cárteles tomaran el control, por ello fue víctima de espionaje por parte de los gobernantes estatales y estaba dentro de “una lista negra”.

Regina era sumamente temeraria, pero cuando se vio vulnerada, el miedo no tardó en aparecer. Una noche encontró indicios de que se habían metido a su domicilio, desde aquel incidente perdió la tranquilidad, ella sabía que ya no estaba a salvo. Cuatro meses después, encontraron su cuerpo en el baño de su casa.

La investigación sobre el crimen siempre tuvo obstáculos de por medio, la policía estatal dañó la escena para evitar que se consiguieran pruebas y, después de un tiempo, la versión oficial dictaba que todo se había tratado de un robo que terminó muy mal; inclusive hasta un culpable salió de la nada. 

La muerte de Regina Martínez sigue impune y tal parece que la justicia nunca llegará, pues en un país como el nuestro, la impunidad es el pan de cada día.

@ReinasdelaSelva

Fuentes: 

https://forbiddenstories.org/es/regina-martinez-sur-les-traces-dune-verite-enterree/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s