Mercedes Barcha Pardo, la mujer detrás del Premio Nobel de Literatura

Todos conocemos el excepcional talento de Gabriel García Marquez como literato, pero bien dicen por ahí que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer y esta no es la excepción. Su nombre es Mercedes Barcha Pardo, fue esposa y fuente de inspiración para el ganador del  premio Nobel de Literatura.

“Gaba”,  como es llamada por sus más cercanas amistades, logró conquistar a “Gabo” desde muy corta edad y desde entonces su vida giró entorno a su amor por el afamado escritor colombiano. Su relación logró rebasar las barreras de la distancia impuestas en algunas ocasiones por el trabajo de su amado y gran parte de su relación se dio a través  de cartas y notas de amor.

 A los 87 años, hoy descansa en paz la luz de Mercedes al reencontrarse con el amor de su vida. Esta extraordinaria mujer de origen caribeño-egipcio, nació en Magangué en el año de 1932.

Su vida y la de Gabriel García Márquez se cruzaron cuando apenas eran unos niños que realizaban encargos de sus padres en las calles de aquel pueblo colombiano.

“Gabo” inmortalizó su propia historia de amor en su obra maestra “Crónica de una muerte anunciada”, en donde narra el momento en el que gracias a una noche de parranda le pidió matrimonio a la mujer de su vida.

Sin embargo, esta no es la única obra en la que encontramos descripciones de quien fuera su fuente de inspiración y sostén. En “Cien años de soledad”,  Gabriel rinde homenaje a su esposa al referirse a ella como “la boticaria silenciosa de cuello esbelto y ojos adormecidos”.

El amor de Marquez hacia la “Gaba”, siempre estuvo presente en todos y cada unos de sus trabajos. Durante su estadía como redactor en el Heraldo, escribía en una columna llamada “La jirafa”, un nombre que le recordaba a su amada.

Sin duda, fueron una pareja de ensueño, hacían todo juntos, eran amigos íntimos, eternos enamorados y quienes los conocieron aseguraban que “Gabo” no era nada sin su esposa, una mujer simpática, elegante, inteligente y reservada.

La fineza de Mercedes para darle vuelta a las molestas entrevistas, llevó a Carmen Bacells, agente literaria de “Gabo”, a  decir que “se puede decir cualquier cosa de “la Gaba”, siempre que se parta de la base de que es perfecta”. 

Mercedes estaba comprometida con el trabajo de su esposo y en diversas ocasiones accedió a dejarlo todo para que él tuviera el espacio y concentración necesarios para escribir.

La mujer de las flores amarillas (mismas que siempre debían estar sobre el escritorio de Márquez) fue una esposa entregada en toda la extensión de la palabra. Su amor honesto e indiscutible complicidad, la llevaron a ser una parte esencial en la vida del exitoso escritor, mismo que debía mucho de sus logros a la gran mujer que hoy descansa junto a él.

Fuente: Quién

 @Reinasdelaselva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s